•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por falta de pruebas,  el Ministerio Público determinó que no se ejercerá acción penal en contra de Jorge Luis Parrales García, de 33 años, conductor del taxi que se vio involucrado en el accidente de transito en el que perdió la vida  Justo Rubén Olivas Galo, el pasado siete de marzo,  en las cercanías de la gasolinera El Cortijo,  ubicada en “Monseñor Lezcano”.

Parrales García manifestó que viajaba en su preferencia, cuando  los motorizados  irrespetaron una señal de tránsito que les impedía el paso y ocurrió el  accidente en el que pereció el estudiante de Contabilidad.

Por su parte el padre de la víctima, Justo Rubén Olivas, indicó que ya  apeló ante la Fiscalía,  para que revisen  el expediente,  “porque la resolución fiscal  no se apega a los hechos”.

La abogada de la  familia Olivas Galo, Yolanda Gómez Rodríguez,  dijo que solicitará que se haga un nuevo  croquis con  especialistas de Averías, Explosiones e Incendios, Avexis, del Laboratorio Central de Criminalística de la Policía Nacional, porque no están conforme con el primer informe sobre las causas del accidente.