•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Porque supuestamente está siendo amenazada de muerte, la jueza Tercero Penal de Audiencias, Henryette Casco,  ayer le tomó la declaración a una joven de 15 años que fue víctima de trata de personas con fines de explotación sexual y violación, y que tiene un embarazo de nueve semanas y media.

Los acusados son Miguel Ángel López Hernández, de 31 años, alias “El Sureño”, su compañera de vida,  Alexandra Yaoska Enríquez Campos, de 19 años, y Eloisa Guillermina  Méndez Gómez, de 22.

Según la Fiscalía,  la joven  tuvo contacto sexual con varios clientes y con López Hernández, quien está acusado de violación, pero la acusación no explica quién embarazó a la menor ni quién la contagió.

“En la audiencia especial la misma jovencita dijo que antes de conocer a mi cliente (López Hernández), tenía una relación estable con un joven de 18 años, que podría ser el padre de la criatura y no figura como testigo en la acusación que hizo el Ministerio Público.  La víctima dijo que su novio sabía lo que ‘El Sureño’ supuestamente le hacía y hasta lo retó a los golpes”, manifestó el abogado Bismarck Quezada, defensor de López Hernández.

Por su parte, el abogado Héctor Cárdenas, defensor de las mujeres acusadas, alegó que la prueba de embarazo que la Policía ocupó es de Alexandra Yaoska Enríquez Campos, quien tiene cuatro meses de gestación.

La acusación señala que la joven fue encerrada en un cuarto ubicado en un barrio de Managua, y que por cada cliente que la menor atendía en medía hora, sus captores recibían 300 córdobas.

La audiencia inicial quedó programada para el 28 de marzo a las 11:00 de la mañana.