•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Apesadumbrada, pero pidiendo que la justicia se aplique de forma imparcial, se encuentra en una cama del hospital San Juan de Dios, de Estelí, la señora Reina Isabel Contreras Villarreina, quien la noche del sábado último escapó de la muerte cuando su exesposo, un subinspector de la Policía, le disparó en el abdomen y el antebrazo izquierdo.

Según la víctima, aunque el subinspector Álvaro Antonio Jiménez andaba tomado, estaba consciente de lo que hacía, porque siempre que tomaba licor le daba por manipular su arma de reglamento y realizar disparos al aire, razón por la que  sus vecinos ya lo habían denunciado ante la Policía de Estelí.

Reina Isabel llamó a las demás mujeres que padecen de violencia doméstica a no  regresar con sus parejas cuando se separen, porque prometen el “sol y la tierra, que van a cambiar, pero eso no sucede. Eso ya me pasó a mí y no deseo que otra mujer vuelva a sufrir más o que vaya a morir”.

Los familiares de la afectada denunciaron que en el municipio de Condega, donde Jiménez era jefe de sector, sostenía una relación con otra señora, sin embargo, se molestaba porque su exmujer iba a trabajar los viernes y sábado a un karaoke para ganar más dinero, porque de lunes a viernes laboraba en una empresa tabacalera.

Sollozando amargamente, Reina Isabel señaló que Dios le ha dado una segunda oportunidad y espera seguir viviendo para darles lo necesario a sus hijos, un varón de once años y una niña de cinco.

“Dicen que cuando no hay amor, no hay nada”, apuntó al recordar que le pidió al policía que se separaran por el bien de sus hijos, pero este seguía llegando a la casa.

Por su parte el comisionado Marvin Ordóñez, segundo jefe de la Policía, señaló que la versión que tienen del caso es que hubo una riña entre Contreras y Jiménez, ambos de 36 años, y este último le disparó, por lo que tipificaron el hecho como tentativa de homicidio, delito por el que el uniformado fue remitido ayer al juzgado.

Una comisión de alto nivel de la Dirección de Asuntos Internos visitó Estelí para realizar las indagaciones y aplicarle a Jiménez  la medida administrativa que corresponda.