• Pueblo Nuevo, Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Oficiales de la delegación de Policía en el municipio esteliano de Pueblo Nuevo desarrollan una campaña para evitar que los dueños de bares, restaurantes y cantinas permitan el ingreso de menores de 16 años a esos locales y consuman alcohol.

La capitana Gema Paola Valle, jefa de la delegación policial en Pueblo Nuevo, expresó que la Policía también está realizando visitas constantes en dichos negocios, para controlar el cumplimiento de los horarios establecidos, porque hubo una serie de quejas por parte de familias que habitan cerca de dichos locales, quienes argumentan que no los dejan dormir.

Señaló que recibieron denuncias contra doce locales ubicados en la zona urbana y rural, porque dejan entrar a menores y violan los horarios de funcionamiento, por lo que procedieron a allanarlos.

Según la capitana Valle, en uno de esos negocios encontraron a una menor de edad trabajando como mesera, por lo que de inmediato amonestaron al propietario.

Madre no estaba de acuerdo, pero…
La menor fue entregada a la madre, quien argumentó que la muchacha unilateralmente decidió trabajar en ese lugar de lunes a viernes para poder estudiar los fines de semana, algo con lo que ella no estaba de acuerdo.

La Policía también amonestó a varios dueños de negocios, porque estaban funcionando pese a tener los permisos vencidos, no tenían autorización y otros están ubicados cerca de centros de enseñanza.

Mientras tanto, en la ciudad de Estelí la Policía incautó y trasladó a la delegación departamental varias máquinas traga-monedas que estaban en pulperías ubicadas cerca de centros escolares.

Las máquinas traga-monedas serán entregadas a las empresas que las dieron en consignación a los pulperos.