•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Diario Extra

Un grupo de estafadores que operaba desde hace más de un año en Costa Rica fue desarticulado este jueves por agentes de la sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial, OIJ.

Se trata de una organización de cinco personas que se encargaban de estudiar comercios vulnerables de la capital, para entrar con su ilícito negocio. Ellos buscaban a los empleados de esos locales y los convencían para que formaran parte de la estructura delictiva, según informó la Policía.

Se trata de tres hombres de apellidos González (líder), Azofeifa y Ramírez, y dos mujeres, una de apellidos Torres Pichardo (nicaragüense) y Vega Vidal.

Con esta “alineación de lujo” fueron incursionando en varios comercios famosos y una vez que tenían lista su red de estafadores, empezaron a dar golpes millonarios.

Allí entraban en acción los subalternos, quienes hacían la labor más sucia, pues según el OIJ pedían las tarjetas a los clientes para hacer algún pago y en ese momento, aprovechando un descuido, las deslizaban por un dispositivo llamado “skimmer”, para obtener sus datos.

20 millones de colones birlados
Posteriormente los sospechosos clonaban las tarjetas con los datos obtenidos y las utilizaban en diferentes comercios.

Cuatro de los estafadores fueron detenidos en cuatro viviendas allanadas en Paso Ancho, Tibás, Desamparados, Quepos, Barrio Los Ángeles; otra detención se realizó en plena vía pública de Cartago. En los allanamientos se decomisó evidencia para la investigación.

En Alajuela detuvieron a dos personas, una mujer de apellidos Vargas Calderón y un hombre de apellidos Rivera Alvarado, cerca del edificio del Ministerio de Salud.

Según el OIJ, ellos estafaban con propiedades, con el timo de venta y pago por adelantado, así se ganaron más de 20 millones de colones, es decir unos 38 mil 647 dólares.