•  |
  •  |

Las autoridades policiales de la Sexta Delegación  desconocen los motivos que llevaron a Ricardo Antonio Muller Baca, de 22 años, alias “El Negro Toño”, a segar de dos disparos la vida de su vecino William Antonio Onzan, de 33, en el barrio Waspam Sur.

El hecho, tipificado como asesinato por la Policía, ocurrió a las dos de la madrugada de ayer, exactamente de la empresa Maber dos cuadras al sur y 50 varas al este, cuando la víctima, a bordo de su camioneta Mitsubishi, blanca, doble cabina, sin placas, se dirigió a comprar un refresco a una pulpería de este sector.

“Se detuvo a comprar, pero en ese momento apareció el victimario, quien le preguntó si había visto a otro sujeto conocido con el alias de ‘La Mona’, por lo que la víctima dijo desconocer dónde estaba este. ‘El Negro Toño’ procedió a tirarle un manotazo, y después sacó el arma y le disparó”, relató el suboficial mayor Bayardo Flores, jefe de la Dirección de Secretaría del Distrito Seis de Policía.

Iba decidido a matarlo
Onzan, al ver la actitud violenta de su agresor, corrió, pero “El Negro Toño” le disparó y lo impactó en la espalda. No bastándole el primer balazo, llegó hasta donde estaba la víctima en el suelo y le realizó otro disparo en la cabeza, para luego darse a la fuga.

Celia González, de 22 años, hermana de la víctima, dijo desconocer si su hermano tenía rencillas con su victimario, pero considera que no se trató de un robo, ya que la camioneta, el dinero, el celular y las pertenencias de su pariente no fueron tocados.

Una vecina de la familia doliente, que prefirió omitir su nombre por temor a represalias por parte de “El Negro Toño”, dijo que horas antes del hecho, este había protagonizado un pleito con otros vecinos, y luego, al parecer, buscaba vengarse de alguien, pero lo hizo equivocadamente, con alguien que no le había hecho ningún daño. La víctima deja en la orfandad a dos niños de 12 y 3 años.