•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Con varias heridas en diferentes partes del cuerpo fue encontrado sin vida, la mañana de ayer, Ernesto Calvo, de 40 años, por pobladores del barrio San Rafael, en el municipio de Tipitapa.

La escena era escalofriante, ya que Calvo fue atacado con arma blanca en el rostro, cabeza, espalda, pecho, piernas, brazos y manos. Los filazos traspasaron su camisa y pantalón. Al parecer, el criminal o los criminales intentaron ocultar el cuerpo, ya que le pusieron ramas y hojas encima.

A unos 50 metros de donde estaba el cuerpo, había un pedazo de machete, que podría ser el arma utilizada en este homicidio. Al lugar llegaron los familiares de Calvo, quienes al ver sin vida a su pariente mostraron su dolor por medio del llanto. Uno de los sus hijos, invadido por el dolor, se tiró al suelo y tuvo ser controlado por su cuñado.

¿Bebió con sus victimarios?
Un familiar de la víctima, que por temor a represalias prefirió no identificarse, relató que a eso de las siete de la noche de este sábado pasado, Calvo se puso a tomar licor con algunos jóvenes que están inmersos en las drogas y en el alcohol, en el sector de la cancha de baloncesto del barrio.

“Yo le dije que no se quedara con ellos porque son peligrosos, pero no hizo caso. Dicen que como a las 11 de la noche lo mataron por robarle el dinero, porque él siempre andaba dinero (producto) de su venta de pan, y luego lo vinieron a tirar aquí”, aseguró la fuente.

La Policía del Distrito Ocho se presentó al lugar a realizar las investigaciones del caso, y en un rastreo por la zona retuvieron a José Tomás López Cruz, por ser sospechoso de haber participado en el crimen. Una ambulancia del Instituto de Medicina Legal trasladó el cuerpo a esa institución para realizarle la autopsia que determinará las causas de la muerte.