•   Nueva Guinea / Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Este martes 10 de abril falleció ahogado en el Río Escondido, en el municipio El Rama, el menor Ismael Martínez López, quien tenía tan solo dos años de edad.

Según la versión oficial dada por la subinspectora Esperanza Urrutia, vocera policial, el menor fue al río a recoger un poco de agua para saciar la sed, mientras sus padres se encontraban en su casa de habitación que queda a orillas del río.

En el rescate del cuerpo del pequeño participaron vecinos del lugar y oficiales de Policía. Las honras fúnebres se realizaron ayer.

Cuerpo de adolescente rivense sigue perdido
Por otro lado, el cuerpo del adolescente que se ahogó el domingo pasado en las aguas del Océano Pacífico que bañan las costas del municipio de Tola, continúa sin aparecer.

Miembros de la Defensa Civil, Fuerza Naval, pescadores y pobladores se han sumado a las tareas de búsqueda por mar y tierra.

La víctima era Manuel Antonio Vega Espinoza, de 13 años, quien habitaba en el barrio Las Piedras, de la ciudad de Rivas.
Vega se sumó a una excursión que salió de su barrio. Iban a las costas de Playa Guasacate, localizadas frente a la comunidad indígena Las Salinas, en el municipio de Tola.

Fue al mar para cooperar
A las doce del mediodía el menor se introdujo a las heladas aguas en compañía de tres personas más, que fueron arrastradas por una corriente. Unos surfistas rescataron a los amigos del adolescente, pero nada pudieron hacer por él.

Familiares de la víctima y algunos de sus amigos permanecen patrullando las zonas costeras de Tola, con la esperanza de encontrar su cuerpo para darle cristiana sepultura.

Según explicó Lucila Elena Espinoza, su hijo cursaba sexto grado y la excursión fue programada para recolectar fondos para la construcción de una iglesia.