•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“El escándalo es el pecado”, reza el popular dicho nicaragüense que perfectamente se le aplica a Léster Antonio Peñasola Silva, de 28 años, quien supuestamente sacó de un supermercado una gran variedad de productos, pero el problema es que no los había pagado, y cuando le preguntaron, hizo un alboroto.

De acuerdo con testigos, el señalado visitó un centro de compras ubicado en Altamira, el miércoles a las 2:30 de la tarde, en compañía de dos mujeres.

Los representantes del local denunciaron que el hombre llevaba unos 300 ó 500 córdobas en pasta dental, sopas, suplementos vitamínicos, pan y alimento para perros.

Se puso violento
“Se le detuvo por su actitud, se le solicitó la factura para corroborar que el producto había salido por caja, pero se negó, se tornó violento y hasta botó un mostrador de café”, manifestó el representante del supermercado, quien interpuso formal denuncia en el Distrito Uno de la Policía Nacional.

Asimismo, el representante del establecimiento comercial refirió que el sospechoso intentó agredir físicamente con un tubo metálico a los que les detuvieron.

Peñasola Silva fue trasladado a la Primera Delegación policial de la capital, donde negó ser autor de hurto e intento de lesiones.