•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La familia Torres-Espinosa sufre con la muerte trágica del niño Cristian Alan Torres Espinosa, quien recién había arribado a dos años de vida y que pereció ahogado al precipitarse al fondo de un hoyo donde  se construiría una letrina, en su casa del  Barrio “Alexis Argüello”, donde no hay red de alcantarillado sanitario.

María Espinosa, abuelita del niño, explicó que Ismelda Torres, madre del pequeño, estaba lavando en el patio de la casa, a pocos metros donde está el hoyo.

La mujer estaba pendiente del menor, pero en cuestión de segundos este se fue a ver el hueco y cayó accidentalmente.

Recién había cumplido años
La madre hizo lo humanamente posible para sacar al niño y darle reanimación, inclusive lo trasladó al Hospital San Juan de Dios en un vehículo particular,  pero todo fue inútil porque el pequeño ya había expirado.

El infortunado niño cumplió sus 24 meses de nacido el pasado 1 de abril.
José Domingo Gutiérrez Espinosa, tío de la víctima, comentó que toda la familia cuidaba al infante, por  lo que atribuyó lo ocurrido a una fatalidad que ha afectado emocionalmente a todos, principalmente a la madre que tendrá que recibir atención psicológica.

Testifican cuido materno
Cándida Rosa Gutiérrez,  brigadista de salud del Sector Tres del Barrio “Alexis Argüello”, lamentó lo ocurrido y dio testimonio del cuido que la madre prodigaba  al menor.

El niño fue velado en el Barrio Panamá Soberana, ubicado en la parte oeste de la ciudad de Estelí.