• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de permanecer cinco años en las cárceles de la Policía de Estelí, Sistema Penitenciario Regional Puertas la Esperanza de Estelí y un centro de reeducación, la jovencita que fue inculpada por el asesinato del norteamericano Kenneth Augustus Kinzel, recobró su libertad, la que dice que usará para estudiar Medicina.

Según la familia de la joven, la muchacha cumplió con todos los requerimientos establecidos por la ley para obtener la libertad y para que se le restituyeran todos los derechos ciudadanos.

El 14 de mayo de 2007, cuando la joven tenía 17 años, mató de un impacto de bala en la cabeza a su pareja, el norteamericano de 52 años, luego desmembró el cuerpo y lo esparció por la comunidad rural de La Laguna, en Las Torres, al noreste de Estelí.

Aunque en su momento la muchacha dijo que cometió el crimen porque el norteamericano la iba a matar, después del crimen sustrajo dinero de las tarjetas de crédito y de débito del difunto para alquilar un carro.

Por el delito ocurrido en el barrio El Calvario de Estelí, la dama fue condenada a cinco años de cárcel.

La joven, supuestamente, estaba embarazada de Kinzel y dio a luz estando presa, luego el Ministerio de la Familia le quitó la tutela del pequeño a su familia y lo mandó a un centro de acogida ubicado en Managua, donde súbitamente falleció.

Ahora que ya cumplió la pena, la exprisionera dice que ha alcanzado mayor estabilidad emocional y estudiará una carrera profesional, posiblemente Medicina.

Cuando estuvo detenida, la joven recibió un curso de primeros auxilios e impartía clases de educación primaria, porque es bachillera y tiene conocimientos básicos de inglés.