• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El cuerpo de Gerald Antonio Larios Leyva, de 18 años de edad, aún es buscado por sus familiares, porque desapareció desde el pasado domingo ocho de abril. La última vez que lo vieron con vida, iba rumbo a las playas de Pochomil, con unos vecinos.

Doña Teresa Polanco, cuñada del desaparecido, manifestó que ese día Larios Leyva se subió a la camioneta de Adilia Reyes, quien iba con sus familiares al balneario, pero no regresó.

“Lo que nos dijo es que Larios Leyva se ahogó, ella lo miró al momento que pedía auxilio, pero nadie lo ayudó, porque no sabían nadar. Ya tiene nueve días y no hemos dado con el paradero de su cuerpo”, sostuvo Polanco.

Asimismo indicó que ya han ido en reiteradas ocasiones al lugar para ver si encuentran el cuerpo, “pero es como si el mar se lo tragó para siempre”.

“Nosotros hemos ido varias veces a la Policía y a la Cruz Roja, pero siempre nos dicen que están buscando el cuerpo”, reiteró Polanco.

Representantes de la Cruz Roja Nicaragüense manifestaron vía telefónica, que END tenía que visitar las oficinas del cuerpo de socorro para saber del caso, no obstante señalaron que el rastreo de un cadáver desaparecido es permanente, aunque no especificaron cuántos días han buscado.

Recuperan cuerpo en El Mico
Por otro lado, Juan Carlos Martínez, de 24 años, pereció el pasado domingo 15 de abril en las aguas del Río Mico.

La víctima tenía más de una semana de andar ingiriendo licor, y precisamente por eso quiso refrescarse en las aguas del citado río, adonde se lanzó de cabeza e impactó contra un objeto duro, para luego morir en el fondo. La Policía recuperó el cuerpo sin vida.

Esta desgracia ocurrió en Muelle de los Bueyes, según reporte dado a conocer por la vocera de la Policía local, Esperanza Urrutia, quien detalló que hasta ahora suman dos personas fallecidas por sumersión en ese municipio.