•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La última vez que sus familiares vieron a Nelson Enrique Ruiz Martínez, de 30 años, fue el pasado lunes por la noche, después de cenar, cuando se fue a dejar a su cuñado,  pero  no regresó a dormir a su morada ni a sentir el calor de su esposa, ni de sus tres menores hijos.

La familia supo de él hasta el siguiente día, cuando se conoció que a la altura del kilómetro 25 y medio de la Carretera Panamericana Norte, agentes de Tránsito del Distrito Ocho de la Policía Nacional, informaron que Ruiz Martínez y Nelson Alexander Ramírez Tenorio, de 26 años, murieron de forma instantánea cuando la moto en que viajaban chocó contra la parte frontal de un pesado camión.

La vocera la Octava Delegación policial, Johana Jiménez, detalló que la moto conducida por Ramírez Tenorio primero impactó en la parte trasera del camión placas M 084718, que se encontraba estacionado sobre la carretera sin ninguna señal lumínica.

Iban sin luces
“Este señor (Ramírez), quien también viajaba sin luces, impactó contra el camión a cargo del señor Marcial Andrés Pineda Romero, de 32 años, rebotó y él y su acompañante cayeron sobre el pavimento en el carril izquierdo, donde luego otro vehículo pesado marca Mercedes Benz, sin placas --que viajaba en sentido contrario--, los atropelló”, indicó Jiménez.

Los cuerpos, según un agente de Tránsito que estuvo en el lugar del hecho, quedaron parcialmente desmembrados debajo del pesado automotor, conducido por el señor Rolando Antonio Durán, de 38 años.

“El lunes como a las siete de la noche, llegó de trabajar, cenó y luego lo vinieron a llamar de la casa de su mamá para que fuera a dejar a su cuñado a Tipitapa. Él se alistó y se fueron, pero ya no regresó. Yo  intenté llamarlo esa noche, pero no respondía el celular, pensé que se había quedado a dormir allá”, recordó Yeimy Vanegas López, esposa de Nelson Ruiz.

Dejan a esposas embarazadas
En doce años de convivir como pareja, Ruiz Martínez procreó con Vanegas, tres menores de 12, 9 y 2 años, y uno que apenas se está gestando en el vientre de la adolorida madre.

De igual forma Ramírez Tenorio deja a su esposa embarazada y a un menor en la orfandad, según informaron sus familiares, quienes se encontraban realizando los preparativos para el sepelio de los fallecidos, quienes descasarán en el cementerio de la comunidad Los Laureles, donde vivían.

Los conductores de los dos camiones involucrados en la tragedia  fueron retenidos por agentes de la Octava Delegación, para realizar las respectivas investigaciones y la reconstrucción del mortal accidente que suma dos muertes a las estadísticas de la Policía Nacional.

El caso de estudiante de la UNA
Por otro lado, Diego Dixon Peter, de 24 años de edad, estudiante de la Universidad Agraria, también pereció la noche del lunes mientras intentaba cruzar la carretera, frente a la gasolinera Texaco de la colonia Unidad de Propósitos.

De acuerdo con la Secretaría de Información del Distrito Seis de Policía, el infortunado fue catapultado y triturado por el camión placas M 052-743, conducido por Hollman Gómez García, quien ahora se encuentra detenido en las celdas preventivas de esa delegación policial.

Las autoridades indicaron que el fallecido era alumno interno de la UNA y habitante de la Costa Caribe nicaragüense. El hecho ocurrió a las 8:20 pm, del pasado lunes.