•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El destino le jugó una mala pasada a Judith González Téllez, de 21 años de edad, luego de salir de la casa de sus suegros, cerca del Mercado de Mayoreo, donde pereció debajo de las pesadas llantas de un bus de la Ruta 101, este martes, convirtiéndose así en una nueva víctima de la “violencia vial”.

Según testigos del mortal accidente, eran  las 6:30 de la tarde cuando la joven se disponía a abordar una mototaxi para regresar a su casa, ubicada en la zona de La Curva, en Sabana Grande, del matadero 20 metros al este.

“Yo miré que la muchacha iba a subirse a una caponera, de repente se agachó a recoger algo, en ese momento el conductor de la 101 hizo un giro rápido aquí en la terminal, al parecer iba de salida”, recordó uno de los testigos.

Las llantas delanteras del autobús pasaron sobre la cabeza de González.  El cuerpo quedó boca abajo y su muerte fue instantánea, según relató un agente de la Dirección de  Tránsito de la Sexta Delegación de la Policía Nacional.

Era de Siuna
Concepción Tórrez Solís, suegro de la víctima, refirió que la tarde del martes su nuera  llegó a su casa a traer desperdicios para un cerdo que estaba criando en la casa que compartía con su hijo, Ulises Emilio Tórrez, de 24 años.

“Nosotros la llamamos cuando ya se iba, para que se regresara porque se le había quedado una parte del ‘machigüe’. Ella nos dijo: ‘No, ahí déjenlo, lo vengo a traer mañana’. Mi susto fue cuando nos llegaron a avisar que la mujer ya estaba muerta”, relató Tórrez Solís.

Asimismo, Tórrez Solís manifestó que su hijo tenía unos cinco años de convivir con González, porque desde que ella llegó a Managua procedente de Siuna se enamoraron  y  procrearon a dos pequeñas, una de 4 y otra de 2 años, las que quedan en la orfandad.

“Era buena mujer, trabajadora y humilde. Ella vivía en mi casa con mi hijo, pero se fueron a probar suerte solos, compraron un terrenito aquí en Sabana Grande y con esfuerzo construyeron su casita”, dijo Tórrez Solís, quien lamentaba la muerte de su nuera.

El conductor del autobús urbano fue trasladado al Distrito Seis de la Policía, para las respectivas investigaciones.