• Masaya, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Seis miembros del Ejército de Nicaragua están siendo investigados por las autoridades policiales de Masaya, porque dispararon contra el taxi Kia, gris, placa M 141575, conducido por Rolando Hernández Rostrán, de 54 años, cuando circulaba en la carretera Tisma-Tipitapa.

Según el teniente Bayardo Dumas, jefe de la secretaría ejecutiva de la Policía de Masaya, los militares involucrados en el incidente fueron identificados como Yáder Alonso Flores Guerrero, de 19 años; Eliécer Francisco Garibo Gómez, de 24; Jorbin Orlando Vílchez Benavides, de 20; Omar Basiles, de 29, y José Adolfo Robleto Rivas, de 19, quienes permanecieron retenidos por 12 horas.

El conductor del taxi regresaba de dejar a un pasajero en Tisma, pero a su retorno fue sorprendido por los castrenses, quienes le hicieron señas para que detuviera la marcha del vehículo.

Sin embargo, el conductor del taxi no confió en ellos, hace medio giro y los militares abrieron fuego contra el automotor, que recibió cinco impactos de proyectiles en el vidrio delantero y puertas laterales.

Equivocación
La Policía de este departamento realizó las investigaciones y determinaron que tanto los militares como el conductor del taxi creyeron que se trataba de delincuentes.

Hernández Rostrán resultó con una herida en el labio superior, por las esquirlas del vidrio delantero.

El incidente ocurrió a las diez y treinta de la noche del martes, cuando los investigados realizaban un trabajo de seguridad en la finca El Aceituno, situada en la comarca El Cielo.

El Ejército no hizo comentarios, pese a que El Nuevo Diario quiso saber qué estaban haciendo los soldados en el lugar donde ocurrió el incidente.