• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Tratar de apagar el incendio que estaba arrasando con su cultivo de guineos, le costó la vida a Ignacio de Jesús García Pastrano, de 84 años, porque debido a las quemaduras de segundo y tercer grado que sufrió, falleció a las 00:30 am de este jueves, en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, de Managua.

La víctima habitaba en la comunidad Río Grande, en el municipio de Rivas, y según sus hijas, a las una de la tarde del miércoles, él y su compañera de vida Carmen López Mendoza divisaron que personas desconocidas le pegaron fuego a una manzana de terreno donde tenían la plantación de guineos, por lo que corrieron a tratar de apagar las llamas para salvar las musáceas.

Carmen López dijo que a esa hora solo estaban ella y su marido, “por lo que nos fuimos al chagüite que está a unos 400 metros de la casa, y con palos y una pichinga que usaba para acarrear agua de una quebrada, tratamos de apagar las llamas, pero cuando regresé de uno de los viajes que hice a la quebrada, solo miré que Ignacio me sacaba las manos en medio de las cortinas de humo y fuego, y me fui por ayuda”.

La ayuda de los vecinos no se hizo esperar, y en medio del fuego sacaron del chagüite a don Ignacio, quien estaba inconsciente y tuvo que ser trasladado a su casa en una hamaca; posteriormente fue llevado al hospital de Rivas en una ambulancia de la Cruz Roja.

Segunda vez que le quemaban el cultivo

Según los socorristas, el octogenario presentaba quemaduras de tercer grado en muslos, extremidades inferiores y superiores, y en el tórax. Por su estado de gravedad las autoridades del hospital rivense lo remitieron de emergencia al “Antonio Lenín Fonseca”, donde finalmente se rindió ante el Creador.

De acuerdo con doña Carmen, hace quince días le llegaron a pegar fuego a la propiedad, por lo que la familia sospecha que personas mal intencionadas podrían estar detrás de estos incendios.

Los restos de la víctima serán sepultados este viernes en el camposanto de Río Grande.