•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Prensa Libre

Veinticinco mujeres de diferentes nacionalidades fueron rescatadas por los agentes del Organismo de Investigación Judicial, OIJ, luego de que detuvieran a dos extranjeros y a un costarricense que las obligaban prostituirse, en el club nocturno Atlantis, ubicado en la Uruca, San José.

Entre las mujeres ofendidas se encuentran dominicanas, nicaragüenses, colombianas, venezolanas, hondureñas y una rusa. Todas mayores de edad.

Los sospechosos fueron identificados por las autoridades con los apellidos Caícedo (colombiano), Mazid (egipcio) y el costarricense de apellido Sánchez. Asimismo, también figura el propietario del centro nocturno de apellido Scott, quien actualmente se encuentra en los Estados Unidos, por lo que ya existe una orden de captura en su contra.

De acuerdo con Jorge Rojas, Director del OIJ, los sospechosos contrataban a las mujeres como bailarinas en el extranjero, sin embargo, al llegar a Costa Rica la realidad era otra, pues las explotaban sexualmente.

“Tenemos una denuncia de trata de personas, de explotación sexual y laboral. Los sospechosos aparte de explotarlas sexualmente, también no les cumplían con el dinero, pues si llegaban tarde al local o trataban mal a un cliente les rebajaban el dinero”, comentó.

Egipcio matón

Incluso, existían amenazas, pues el egipcio se encargaba de intimidarlas, ya que con un arma de alto calibre le disparaba a las paredes con la finalidad de que nunca se fueran.

La detención de los sospechosos se realizó en diferentes puntos como Sabana Sur, en donde vivía el egipcio; Alajuelita, en donde habitaba el costarricense, y Rohmorser. De igual manera, fue allanada la vivienda del dueño del night club. En el operativo fue encontrada una arma de alto calibre y un vehículo de alto costo, además de otras evidencias.

Contra los imputados, la Fiscalía solicitó tres meses de prisión preventiva. En cuanto a las mujeres, serán enviadas a su país de origen.