•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía Nacional capturó en Chinandega al expolicía hondureño Yamil Ruperto Rivera Ochoa, de 26 años, quien es requerido por la justicia de su país por su implicación en el asesinato de un paisano.

Rivera Ochoa, exmiembro de la Policía de Choluteca, fue apresado la tarde del domingo, en el reparto Divino Niño, de Chinandega.

El subcomisionado Uriel Gutiérrez Ríos, portavoz de la Policía de Chinandega, confirmó que Rivera Ochoa, originario de la aldea El Zapotal, municipio de Corpus, departamento de Choluteca, está implicado en el asesinato, daños y robo en perjuicio de su coterráneo, Domingo López Maradiaga.

El oficial dijo que como parte de los acuerdos de seguridad de las instituciones policiales de Centroamérica, la Policía Nacional cumplió con la orden de captura emitida el 10 de mayo del corriente año por la jueza Digna Gloria Matamoros, y la Dirección de Investigaciones Criminales del departamento de Choluteca.

“Por los mismos delitos cometidos en territorio hondureño también es buscado José Luis Pastrana Vanegas. Hemos informado de la captura de Rivera Ochoa, al Consulado de Honduras ubicado en Chinandega, y a la Embajada en Managua, para que lo trasladen a su lugar de origen”, indicó el subcomisionado Gutiérrez Ríos.

Niega delitos

El detenido, que era buscado por la Policía hondureña y por la Policía Internacional, Interpol, desde el 2010, dijo que desde hace un mes se encontraba donde una prima en el reparto Divino Niño, y tenía previsto permanecer el tiempo que fuese necesario en Nicaragua.

“Pertenecí a la Policía de Honduras, no tengo que ver en los delitos que me imputan. Aquí andaba paseando, y estoy limpio de ese caso”, afirmó.