•   Dipilto, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con pronóstico reservado fue referida el pasado martes desde el Hospital “Alfonso Moncada Guillén” de Ocotal, Ivania Elizabeth Cáceres Galo, de 27 años, a un hospital de Managua, a causa de una lesión craneoencefálica severa, que le produjo una brutal agresión, cuya autoría, presuntamente, la imputan a su compañero de hogar, quién está circulado por las autoridades.

Según datos recabados por la Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia de la Policía neosegoviana, la infortunada vivía una especie de “luna de miel” con Ariel Ponce Andrade, de 27 años, de quién se enamoró hace un par de meses, durante el corte del café.  La pareja estaba radicada en la comarca fronteriza de Buenos Aires.

La comisionada Francis Valdivia, jefa de la Comisaría, informó de manera preliminar sobre el caso, detallando que no se ha determinado la hora en que la mujer habría sido atacada por su consorte, pero probablemente fue durante la noche del lunes y amanecer del martes.

Su hijo la encontró en la cama desangrándose
El caso se descubrió cuando uno de sus dos hijos llegó al cuarto de su mamá, a eso de las 6 de la mañana. Según Valdivia, el niño vio la puerta con candado, pero le llamó la atención un ruido que se producía en su interior, por lo que forzó la entrada, encontrando a su progenitora postrada en la cama, sangrando por las fosas nasales y oídos.

Entre las evidencias que la Policía ocupó, durante la inspección de la vivienda, está un madero rollizo todavía con corteza que al parecer servía de tranca en la puerta, y contenía algunas hebras de cabello. Se presume que con este palo, el hombre lesionó a la mujer en la cabeza.

También la madre de Ivania Elizabeth y sus dos hijos fueron atendidos por un centro de salud, golpeados emocionalmente por lo ocurrido a su familiar.