•   Nueva Guinea, RAAS, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los semovientes que deambulan en la vía como si estuvieran en su corral, representan un serio peligro para los conductores y peatones, en Nueva Guinea.

Según el comisionado Ramón de Jesús Castillo, jefe de la delegación policial de Nueva Guinea, han buscado cómo solucionar el problema en coordinación con la Alcaldía y el Ministerio de Salud, pero ha sido imposible, porque los dueños de los animales hacen caso omiso a las recomendaciones.

Los animales ya han provocado accidentes. En menos de ocho días, dos jóvenes escaparon de la muerte, porque viajaban en moto y no observaron que en la vía estaba un semoviente.

Jitsa Huete recordó que hizo un giro a la izquierda, y lo sorprendió un semoviente, por lo que impactó contra otro motorizado.

Peligro inminente

Por suerte solo tuvo lesiones leves, “pero sería bueno que los dueños de los animales busquen cómo tenerlos encerrados, para evitar accidentes y muertes”, recomendó.

El jefe policial de Nueva Guinea dijo que han intentado que se cumpla la ordenanza municipal sobre manejo de semovientes, pero nada.

“También hemos estado enviando mensajes a través de los medios (de comunicación) locales a los dueños, pero han hecho caso omiso, mejor sería atrapar el animal y subastarlo en beneficio de instituciones de servicio en esta zona, sin embargo esto le corresponde decidirlo a la comisión tripartita”, detalló Castillo.

Silvio Flores, taxista que trabaja en el casco urbano de Nueva Guinea, dijo que el peligro sobre la vía es inminente cuando hay animales, porque pueden provocar accidentes.

Lo que dice la ley

El artículo 72 de la Ley de Tránsito establece las normas para el arreo de ganado: los animales deben andar con un guía que marche delante y otro detrás del rebaño o manada, para avisar del peligro al resto de usuarios de la vía, mediante el uso de banderas de color rojo del tamaño que permita su visibilidad a una distancia suficiente (aproximadamente unos cien metros).

El mismo Artículo explica que los guías y los animales cruzarán la vía en sentido transversal en aquellos lugares donde exista visibilidad suficiente y reúnan las condiciones de seguridad para que los conductores puedan reaccionar y detenerse ante la presencia de los animales.

La norma prohíbe conducir semovientes durante la noche por la vía, de las 6 de la tarde a las 6 de la mañana.

Las alcaldías han establecido normas para el manejo de los animales: los que sean hallados vagando en la vía, serán encerrados y cuando el dueño los reclame, se le cobrará una multa. Si el propietario no aparece, el semoviente se sacrifica y su carne es donada a instituciones de servicio social.