•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Sección de Tránsito del Distrito VI de Policía, resolvió que la causa de muerte en el accidente automovilístico donde falleció el contador Reynaldo Nicolás López Dávila, de 57 años, fue no guardar la distancia por parte de la víctima, quien conducía el Hyundai verde, placas M 147283.

Sin embargo Francisco Antonio Arévalo Zamora, conductor del camión Hino, blanco, placas M126646, el que iba cargado con bloques y arena, todavía permanece detenido en las celdas preventivas de la Sexta Delegación policial, hasta que el Ministerio Público diga lo contrario.

“La Policía remite el expediente policial al Ministerio Público, con todo lo que se investigó e incluso con detenido si hubiera, y como ellos ejercen la acción penal, son ellos los que dicen si encuentran mérito para acusar o no”, informó el comisionado Alejandro Ruiz, segundo jefe de la Sexta Delegación policial.

El comisionado Ruiz agregó que todavía no tienen la prueba toxicológica que se le practicó a López Dávila al momento del accidente, a quien los testigos señalaron de conducir bajo los efectos del licor.

La tragedia se registró la noche del sábado, cuando el conductor del camión esperaba el cambio a luz verde del semáforo de El Dancing, momento en que López Dávila colisionó con su vehículo Hyundai en la parte trasera del pesado automotor, falleciendo de manera instantánea. El conductor del Hyundai dejó dos hijos en la orfandad.