•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El destino le jugó una mala pasada a Amada del Socorro Flores Velásquez, de 70 años, quien habitaba en el barrio “Carlos Fonseca”, de Chinandega, porque luego de llegar a bordo de un taxi a las diez de la mañana del miércoles para visitar a su hija María Magdalena Flores, en la comunidad Santa Catalina, jurisdicción del municipio de Chinandega, encontró la muerte.

La septuagenaria bajó del taxi en la entrada a Villa Santa Catalina, en el kilómetro 141 de la carretera Chinandega-El Guasaule, y se disponía a cruzar la vía, cuando fue atropellada por el soldado Miguel Ángel Merice Quezada, conductor de la camioneta placas EN-0944, asignada a la Base Militar “Gaspar García Laviana”, del Segundo Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua.

El chofer dijo ante los peritos policiales, que se dirigía hacia Chinandega, y cuando aventajaba un autobús que estaba estacionado, la señora salió repentinamente.

Merice Quezada, el conductor de la camioneta, se encuentra detenido a la espera de lo que determinen las investigaciones.

La comisionada Gloria Aguirre, jefa departamental de la Policía de Tránsito en Chinandega, dijo que están haciendo las indagaciones para establecer las causas del accidente en ese tramo de carretera que es considerado peligroso debido al flujo de vehículos, incluyendo los de carga internacional.

Durante el corriente año han ocurrido en el departamento de Chinandega 6 accidentes de tránsito, con 18 fallecidos.

Exigen justicia

En el sitio donde ocurrió la tragedia hubo fuertes reclamos de parte de familiares a varios miembros del Ejército que viajaban a bordo de la camioneta, pero estos mantuvieron la calma, en tanto el cadáver de la víctima fue trasladado al barrio “Carlos Fonseca”.

María Magdalena Flores dijo que su mamá estaba enferma, por lo que exigió justicia y que su muerte no quede en la impunidad solo por tratarse de un militar quien conducía el vehículo.

Isaías Alvarado expresó que se encontraba en su trabajo cuando le avisaron del deceso de su madre, quien murió de manera instantánea. Se sumó al clamor de justicia para que este tipo de hechos no se repitan en las carreteras.

Una fuente del Segundo Comando Militar Regional del Ejército dijo que el soldado involucrado está en manos de la Policía, y si se demuestra que tiene responsabilidad, será procesado.