•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por razones que quizá nunca conocerán su familia ni sus vecinos, el joven Álvaro Castillo Suazo decidió quitarse la vida por la vía del ahorcamiento.

Castillo escogió el garaje de la casa donde vivía, para amarrar una cuerda de una viga, se subió a un mueble, se ató del cuello y se lanzó al vacío.

El infortunado vivía en el barrio “Alfredo Lazo”, de El Diamante de Las Segovias, hasta donde se presentaron los integrantes de una fuerza operativa de la Policía y la médica forense Mirna Guadalupe Ortez González.

Los parientes del fallecido se sorprendieron ante el infausto suceso, porque el muchacho era de buenos modales y se congregaba en una iglesia evangélica de donde era miembro.

La forense señaló que de acuerdo a los exámenes realizados, Castillo murió por asfixia mecánica.

La Policía cerró administrativamente al expediente sobre el caso, porque no hay mano criminal que perseguir.

Este martes tuvieron lugar en la ciudad de Estelí las exequias de Castillo, donde familiares, amigos y vecinos le dieron el último adiós.