•   Tipitapa, Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al parecer, el alcohol y las rencillas personales fueron el móvil del crimen, donde Isaías de Jesús Jarquín Hernández, de 18 años, alias “Bambán”, falleció por un machetazo en el cuello, la noche del sábado, en un bar ubicado en el empalme Tipitapa-Masaya.

Según datos preliminares que proporcionó el área de detectives del Distrito VIII de Policía, Jarquín estaba en el bar en compañía de Elder José Peraza Brizuela y de Alexander Antonio González Zelaya, compartiendo una mesa de tragos.

A eso de las 10:30 pm Peraza Brizuela decidió irse a su casa, pero fue interceptado por Juan José Zeledón Castillo, de 33 años, alias “El Palillón”, quien iba acompañado por Uriel Antonio Moreno Rivera, de 28, alias “El Chancho”, y por Ángel Ezequiel Quintero Zeledón, de 26 años.

“Zeledón le dio un empujón a Peraza y se inició una riña. Luego Peraza se regresó al bar a avisarles a sus amigos que no salieran porque afuera estaban ‘los traidos’, pero hicieron caso omiso y decidieron ir a enfrentarlos. Cuando Zeledón y su grupo vieron a las víctimas, Quintero les gritó: ‘¡Ahí están esos hijos de…! ¡Dale, machetealo…!’, y se inició la riña con el resultado de muerte”, informaron en el área de investigación policial.

Hemorragia masiva

El examen posmortem que realizó el médico forense en el cuerpo de Jarquín, revela que este falleció por hemorragia masiva, ya que los vasos sanguíneos del cuello le fueron lesionados.

Los detectives de la VIII Delegación capturaron en horas de la madrugada del domingo a Zeledón y a Moreno, pero Quintero continúa prófugo.

Según informaron los uniformados, Zeledón tiene dos meses de haber salido del Sistema Penitenciario “La Modelo”, de Tipitapa, luego de haber purgado una pena de dos años de prisión por tráfico interno de estupefacientes.