•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Miguel Ángel Canales López, de 36 años, regresaba del Mercado Oriental cargando desinfectantes y ambientadores para el bar donde laboraba, pero cuando iba a cruzar la doble vía frente a Enabas Central, en Carretera Norte, un cabezal lo atropelló, ayer.

Aunque Canales fue remitido inmediatamente al Hospital Alemán Nicaragüense, falleció cuando era conectado a la máquina que lo haría respirar artificialmente.

“Los médicos de turno dicen que él (Canales López) tenía fracturadas seis costillas y falleció por hemorragia interna”, dijo Reynaldo López Ramírez, de 48 años, cuñado de la víctima.

López dijo que Canales andaba lesionado y se estaba recuperando de las heridas que le dejaron varios machetazos que unos sujetos le propinaron, porque supuestamente les había robado un celular, “aunque no sé si eso es cierto o no”, apuntó.

La familia doliente está dispuesta a hacer un arreglo extrajudicial. “Aquí lo mejor es hacer un ‘pacto de caballeros”, porque ya no se puede remediar nada, ¿para qué va a estar el pobre hombre (el chofer) preso, si con eso no va a revivir al otro?”, manifestó López.

Colaborarán

El accidente ocurrió a eso de las 10:30 am de ayer, frente a Enabas Central (Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos), a una cuadra de la vivienda de la víctima, en el barrio “Carlos Reina”.

Testigos del accidente manifestaron que Canales andaba bajo los efectos del alcohol y que cruzó repentinamente la vía, en el momento que el furgón celeste Freight Liner placas RI-4016 con rastra M-029637, que transportaba un mezclador de cemento de la empresa Holcim, pasaba.

El conductor del pesado vehículo es Wilber Danilo Cardoza Molina, de 43 años, quien no comentó nada sobre el accidente, porque la empresa donde trabajaba no se lo permitía.

El gerente comercial de Holcim, Noel Morales, dijo en una entrevista a un medio televisivo, que la cisterna es propiedad de la empresa y el cabezal de una compañía privada, pero apoyarán al conductor en todo lo necesario.

Invasión de carríl

Por otro lado, José Elías Caballero Álvarez, de 40 años, originario del municipio de León, murió instantáneamente a consecuencia de trauma craneoencefálico severo y múltiples facturas, durante un accidente de tránsito ocurrido este lunes en horas de la madrugada en el empalme de la carretera León-Managua.

El oficial Agustín Montes, vocero de la Policía de León, manifestó que la bicicleta niquelada, Vetla, conducida por Caballero Álvarez, circulaba de norte a sur, cuando invadió el carril contrario y fue impactado frontalmente por la camioneta color plata, Toyota, placas M-173324, conducida por Lázaro Jesús Dequer Quintas, de 44 años, quien circulaba de oeste a este en su preferencia.

Las autoridades policiales retuvieron por varias horas a Dequer Quintas, pero posteriormente fue liberado.

En tanto, Fausto René Zavala, de 44 años, originario de la ciudad de Diriamba, murió cuando cruzaba una vía en esa ciudad.

“El camión blanco, placas CZ-8608, Totoya, conducido por Uriel Antonio Peña López, no realizó el alto y catapultó al peatón, y le pasó la llanta delantera en el abdomen”, dijo la subcomisionada Karla Zúñiga, responsable de Divulgación de la Policía de Carazo.

Según el dictamen médico legal, la víctima tenía fracturas en las caderas, abdomen y pelvis. Esto provocó hemorragia y aunque Zavala fue llevado aún con vida al Hospital Santiago, de Jinotepe, falleció tres horas después.

Perece atropellado

Chinandega /  Róger Olivas

Debido a trauma craneoencefálico severo murió Leopoldo Isabel Collado Poveda, de 46 años, quien era originario de la comarca Los Zanjones, jurisdicción del municipio de Posoltega, tras ser atropellado por el conductor de un automóvil que huyó.

La vocería policial de Chinandega informó que el accidente ocurrió a las 00:30 de la madrugada del domingo, cuando Collado caminaba frente al centro de salud de la comarca La Virgen, en este municipio.

Collado Poveda falleció cuando era atendido en la Sala de Emergencias del Hospital España, de Chinandega, y el cadáver fue entregado por la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, a su progenitora, Gloria Poveda.

La vocería aseguró que Collado tenía aliento alcohólico, y de acuerdo al croquis de la Policía de Tránsito, aparentemente el chofer del vehículo intentó esquivarlo, porque en el pavimento quedaron huellas de zigzag.Perece atropellado

 

 

(Colaboración de  Tania Goussen)