•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El comisionado Alejandro Ruiz, segundo jefe del Distrito Seis de la Policía Nacional, confirmó la mañana de ayer que Malva Marina Tórrez, de 20 años, conductora del vehículo que se vio involucrado en el accidente tránsito en el que perecieron dos periodistas, está en libertad.

Según el jefe policial, el caso aún está en investigación y será en base a los resultados de las autopsias que realizaron los técnicos del Instituto de Medicina Legal y las pruebas toxicológicas, que emitirán una resolución sobre el accidente.

“Aún estamos esperando los resultados de Medicina Legal, sin esos resultados no podemos emitir una resolución del caso. Esperamos que mañana por la mañana (hoy) nos lleguen las pruebas, para pronunciarnos”, sostuvo Ruiz.

También la Policía está a la espera de los resultados de la valoración física a que fue sometida la conductora del vehículo contra el cual colisionó la moto en la que viajaban las víctimas.

El aparatoso accidente en el que fallecieron los comunicadores Clemencia Cerda Rivera, de 21 años, y Mauricio Arnulfo Rojas Solís, de 25, ocurrió la madrugada del pasado domingo 10 de junio, de los semáforos de La Subasta, 20 varas al este.

Los familiares de Rojas Solís indicaron que aún no han decidido si tomarán o no acciones legales en contra de la conductora del vehículo Yaris negro, placas M-156847, involucrado en el accidente.

“Ese tema aún no lo hemos conversado. El papá de mi sobrino no ha dicho nada sobre el tema. Hasta el momento nos hemos ocupado únicamente de los preparativos del sepelio. No hemos tenido cabeza para eso”, refirió Denis Rojas, tío del fallecido.

Los restos mortales de Rojas Solís fueron enterrados la tarde de ayer en el Cementerio Sierras de Paz, ubicado en Santo Domingo, Managua, en tanto los de la joven fueron sepultados en otro lugar.