•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Luego de escapar de la justicia por más de 11 años, Arnoldo Hernández Dávila, alias “El Mono”, fue capturado por la Policía, ya que había una orden de captura por asesinato en perjuicio de un adolescente.

Según rola en el expediente judicial, Hernández le quitó la vida de 13 machetazos a William Valdivia Urrutia, quien recién había cumplido 17 años.

El crimen ocurrió el ocho de septiembre de 2001 en la comarca Las Javillas, jurisdicción del municipio de San Nicolás.

Un cuarto de siglo de condena

Hernández fue procesado en ausencia en Estelí, porque la judicatura del municipio de San Nicolás en ese tiempo no atendía delitos graves.

Cinco años después, en 2006, Hernández fue sentenciado a 25 años de prisión.

Según la teniente Yessenia Herrera Flores, portavoz oficial de la Policía esteliana, Hernández encabezaba la lista de los diez más buscados por la institución.

Había escapado

Recordó que el 25 de enero del corriente año, un grupo operativo de la Policía ejecutó un plan especial en la comunidad Las Javillas para capturar al autor de ese asesinato, pero Hernández logró escapar debido a las condiciones geográficas de la zona, y también porque un familiar le avisó que ahí estaban los uniformados.

El sentenciado fue remitido a las cárceles del Sistema Penitenciario Regional Puertas de la Esperanza, donde deberá de cumplir la sentencia de 25 años.