Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ
Autoridades del Ministerio de Salud, del Hospital Regional San Juan de Dios y de la Policía, a través de la Comisaría de la Mujer y la Niñez, iniciaron una serie de investigaciones para descartar sospechas sobre presunto maltrato que habría sufrido una bebita de siete meses de nacida que murió en el centro asistencial. Los principales sospechosos podrían ser la madre y el padrastro de la criatura.

El fin de semana anterior, la niña fue llevada al centro asistencial casi agonizando y con una grave desnutrición y supuestas señales de maltrato.

Socorristas de la Cruz Roja esteliana trasladaron de emergencia a la menor, la que falleció minutos después de haber sido ingresada, a causa de un shock hipovolémico y por un paro respiratorio como consecuencia de deshidratación provocada por una fuerte diarrea.

La pequeña fue identificada como Francisca
Yamileth Martínez Guevara, quien desde “un día antes” estaba mal de salud, según lo expresado por su progenitora, Dani Yamileth Guevara.

Sin embargo, los médicos sospecharon que más que la diarrea y la enfermedad respiratoria que la niña presentaba, sufría de desnutrición y recibía mal cuido.

La responsable del área de Pediatría en el área de Emergencia del hospital esteliano, doctora Lesbia Villachica, informó que la niñita Francisca Yamileth tenía un peso de 3.5 kilogramos, por lo cual se determina que padecía una desnutrición severa.

Asimismo informó que la menor presentaba úlceras en la piel, que indican que permanecía demasiado tiempo en la cama, al extremo que no la levantaban ni para cambiarle el pañal.

La menor además tenía múltiples cicatrices antiguas en el tórax, irritación inguinal, úlcera en el cuello, posiblemente causadas por el sudor, y la evidente falta de higiene.

Sin embargo, la doctora Villachica dijo que esas suposiciones son las que deben ser investigadas por la Policía, que fue enterada del caso en base a las sospechas que despertó el aspecto de la menor.

De acuerdo con las autoridades hospitalarias, la madre de la niña llegó con su compañero de vida, quien era el padrastro de Francisca Yamileth.

Fuentes de la Policía Nacional informaron que ya están haciendo las investigaciones, y que podría ser que el maltrato causó la muerte de la niña de siete meses.

Dani Yamileth habita en el lugar conocido como Las Praderas, kilómetro 152 de la Carretera Panamericana Norte, donde mantiene a su cargo a otro niño, de poco más de año y medio.