•   Ciudad Sandino, Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La jefatura del Distrito Diez de la Policía Nacional en el municipio Ciudad Sandino, en Managua, presentó ayer a siete detenidos, 18 armas ocupadas y los objetos que estos sustrajeron de varias viviendas. Las investigaciones son parte de los resultados del Plan de Reforzamiento de la Seguridad Ciudadana.

El comisionado Pablo Mendoza, jefe de Auxilio Judicial de la Décima Delegación, manifestó que la detención de los sospechosos y la ocupación de las armas, así como de varias bicicletas, se hizo en distintas zonas de este municipio.

Uno de los detenidos es Javier Antonio Mendoza, de 22 años, alias “El Cakre”, líder del grupo delincuencial “Los Junior”, sus integrantes viven y siembran el pánico en la zona Dos de Ciudad Sandino, además se le acusa de cometer homicidio y robos en varias modalidades.

Otro de los detenidos es Deywin Flores López, de 24 años, a él, según el jefe policial, se le acusa de ser quien robó una bicicleta montañera color lila al ciudadano Jonathan Torres, el pasado martes en los alrededores de Correos de Nicaragua, en este municipio.

Diez víctimas por estafa

De igual forma el jefe policial informó que Carlos Guerrero, de 22 años; Yáder Enrique Cruz, de 18; Óscar Gutiérrez Narváez, de 22, y Alexander Aráuz León, de 20, están retenidos en las celdas de ese Distrito, por haber robado varios aparatos de sonido de la iglesia Santidad de Jehová, el pasado domingo.

Aldo José Solís, en cambio, fue detenido por agentes policiales porque intentó golpear a uno de los oficiales cuando este le solicitó que le presentara la documentación de su negocio de tragamonedas. El jefe policial indicó que el local es un foco delincuencial a donde acuden menores de edad.

A Feiland Dolores Cerda Dávila lo investigan porque supuestamente cobraba más de 300 dólares en concepto de “adelanto de tramitación” por la compra de terrenos, los que nunca existieron.

“Hasta el momento se tiene conocimiento de diez personas estafadas, las que le entregaron un aproximado de 300 dólares, quienes residen en el barrio Bello Amanecer, de la terminal de la Ruta 125, cuatro cuadras al sur”, detalló el jefe policial.

Mendoza también detalló que la ocupación de las armas es resultado de varias pesquisas donde la mayoría resultaron con licencia vencida y otras eran ocupadas para cometer hechos delictivos.