•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El empresario Marvin Lund Guerrero, de 67 años, accionista de la Clínica Medica Previsional Amocsa, en León, se encuentra prófugo de la justicia, tras ser acusado por supuestamente haber sustraído e incinerado una camioneta propiedad de su excónyuge Jovanny Reyes Niño, de 32 años.

La camioneta negra, Toyota, placa LE08616, propiedad de Reyes Niño, se encontraba estacionada en la esquina opuesta al Colegio Mercantil, en el barrio El Sagrario, el 15 de junio del año en curso, y una semana después apareció incinerada en un predio montoso de la comunidad de Troilo, carretera León-Poneloya.

Roxana Pacheco, empleada de Reyes Niño, relató ante la Policía que observó cuando Lund Guerrero conducía la camioneta minutos después que fue sustraída del parqueo frente a la propiedad de la afectada.

De acuerdo con el expediente policial, Lund Guerrero utilizó un galón de gasolina para incinerar el automotor, y luego huyó del lugar a bordo de una motocicleta, acompañado por otra persona. Ambos están siendo investigados. Las pérdidas materiales ascienden a US$11,000.

El empresario Lund Guerrero fue acusado por el delito de hurto agravado y daños a la propiedad privada en perjuicio de Reyes Niño, con quien procreó tres hijos, y con quien tenía dos años de separación conyugal.

Los representantes de la Clínica Medica Previsional, Amocsa, evitaron pronunciarse al respecto. Hasta el momento no se ha aclarado el porqué del daño a la propiedad de Reyes Niño.