•  |
  •  |
  • END

Inútiles resultaron los argumentos de los abogados defensores de José René Mendoza Pérez y de Alexis Álvarez Mendoza, acusados de haber asesinado al ingeniero Carlos Alberto Moreira López, porque el juez Séptimo Penal de Juicio, Abelardo Alvir, los dejó en prisión preventiva.

Durante la audiencia inicial donde el judicial aceptó la acusación que la Fiscalía les imputa a Mendoza y a Álvarez, de la presunta autoría de los delitos de asesinato atroz, hurto agravado y hurto frustrado, los defensores de los imputados alegaron la detención ilegal de los reos.

Los abogados Oscar Ulloa y Ramón Rojas dijeron que sus clientes estaban detenidos ilegalmente, porque según ellos había expirado el término de las 48 horas después de ser capturados.

Sin embargo, el judicial desestimó temporalmente este argumento, al menos en el caso de José René Mendoza Pérez, porque ordenó a la Fiscalía presentar en la audiencia inicial, el próximo ocho de septiembre, la orden de allanamiento y captura que supuestamente emitió en contra de éste un juez rivense.

Los familiares de Mendoza dijeron que éste fue capturado desde el pasado miércoles, a las seis de tarde, cuando varios policías lo llegaron a traer a la casa de una hermana, en Moyogalpa, en la Isla de Ometepe.

Los hechos
En la acusación presentada por la fiscal auxiliar Verónica Vega Reyes, se indica que José René Mendoza Pérez y Alexis Álvarez Mendoza, junto a Pablo Antonio Meléndez Rodríguez, también ex trabajador de Enatrel y prófugo de la justicia, interceptaron entre las siete y las diez de la noche a Moreira en un sector de la Carretera Managua-León, y una vez en la camioneta lo golpearon y estrangularon hasta matarlo.

Acto seguido, Mendoza y Álvarez, con el cadáver dentro de la camioneta, se dirigieron al plantel de Enatrel y sacaron el camión volquete que fue hallado cuatro días después en una gasolinera capitalina.

El sábado, Pablo Antonio Meléndez, en compañía de cinco sujetos con aspecto de vagos, y haciéndose pasar como el ingeniero Carlos Moreira, llegó al plantel de Enatrel con intenciones de robar equipos valorados en millones de córdobas, pero estas acciones fueron frustradas por el vigilante, quien encañonó al grupo que acompañaba a Meléndez.

Al momento de ser descubierto el cadáver del ingeniero Moreira, a eso de las cinco de la mañana del sábado 23 de agosto, en un cuadrante de la tierra de El Timal, el cuerpo era cubierto por llamas que pasaban los cinco metros, según la acusación del Ministerio Público.

El fundamento principal de la Fiscalía para acusar a los tres ex empleados de Enatrel es el testimonio de 20 personas que los vieron realizar actividades relacionadas al crimen.

¿Mafia en Enatrel?
En libelo acusatorio se refiere que los dos acusados fueron despedidos de Enatrel hace un año, cuando el ingeniero Carlos Alberto Moreira supuestamente los descubrió robando material y equipos de empresa estatal.

Familiares de los dos acusados expresaron que sus parientes estaban citados para declarar como testigos en la Contraloría, la próxima semana, porque presuntamente ellos sabían de la existencia de un grupo que “ordeñaba” esa empresa estatal.

Ramón Rojas, defensor de Alexis Mendoza Pérez, dijo que su cliente oportunamente denunció incluso en la Secretaria del Frente Sandinista los supuestos robos en Enatrel.