•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres niños resultaron lesionados cuando el vehículo en el que viajaban se salió de la carretera, arrancó un árbol, destruyó el portón y el muro de una vivienda, y luego se volcó en un precipicio, ubicado en el kilómetro 23 ½ de la carretera Masaya-Managua.

El sargento Carlos Pichardo, oficial de turno de la Dirección General de Bomberos de Nindirí, dijo que el accidente de tránsito se registró a las 6:50 a.m del domingo, cuando Guillermo Antonio Galeano conducía el vehículo Dodge amarillo con negro, placas 159533, de este-oeste, con cuatro personas a bordo.

Según reportes de los bomberos, José Ángel Gaitán, acompañante del conductor del vehículo, comentó que venían de una fiesta en Rivas, y que habían ingerido alcohol, por lo que en horas de la mañana decidieron regresar a Managua.

Al parecer, Galeano se durmió al volante, lo que posiblemente originó el accidente, producto del cual, una de las niñas resultó con golpes y desgarre en la pierna izquierda; mientras que la otra menor presentaba un golpe en el ojo izquierdo, politraumatismo y posible fractura en la columna cervical.

Adultos ilesos

El niño presentaba fractura en el fémur izquierdo, golpes y excoriaciones. Los niños fueron trasladados en una ambulancia de la Asociación Civil de Bomberos al Hospital “Dr. Humberto Alvarado”. El conductor del automotor y su acompañante resultaron ilesos del percance.

Algunas personas que viven cerca de donde ocurrió el accidente, comentaron que probablemente la causa haya sido el exceso de velocidad con el que se desplazaban, porque el árbol y el muro de la vivienda quedaron destruidos.

El Nuevo Diario intentó obtener la versión policial, pero en la recepción de la Policía Nacional, en Masaya, dijeron que no había nadie en Información y Análisis, y que hasta mañana (hoy) podría dar el informe oficial sobre el accidente.