•   Esteli, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De puro milagro se salvó de morir electrocutado Ronald Mauricio Salazar, de 32 años, quien hizo contacto con un cable de alta tensión.

Pero el ciudadano resultó solo con quemaduras de tercer grado en el pie y pierna izquierda, revelaron los cruzrojistas estelianos que le atendieron.

El paciente fue trasladado en una ambulancia hacia el Hospital Regional San Juan de Dios, de esta ciudad, donde los médicos y enfermeras de turno lo ingresaron de emergencia debido a la gravedad de sus lesiones.

Salazar es habitante del barrio “Oscar Gámez” y en el momento del accidente laboral estaba colocando unas láminas de zinc en una casa que construye en el barrio El Calvario.

Los vecinos del lugar comentaron que la descarga que Salazar recibió fue fuerte.

Hace dos años un jovencito que trabajaba en la construcción de una casa de tres pisos, hizo contacto con una línea de alta tensión y quedó postrado en silla de ruedas, porque perdió los miembros inferiores.