•  |
  •  |
  • END

Daniel Bismark Salgado fue declarado culpable por abusos deshonestos en perjuicio de una niña de cinco años, a quien manoseaba, besaba y obligaba a ver películas pornográficas en su casa de habitación, ubicada en el barrio La Fuente, mientras la madre de la pequeña estaba fuera de la vivienda, en la cual alquilaba una pieza.

El delito podría costarle a Salgado diez años de su libertad, pues ése fue el tiempo que la fiscal Zeyla Buitrago le pidió al juez para castigar al imputado, porque hay varios agravantes, entre ellos haberle provocado lesiones sicológicas graves a la menor por lo que vivió.

“Hubiese querido que pidieran más pena para él, pero lo más importante es que ganamos lo más importante”, comentó ayer la madre de la menor, vía telefónica.

El delito por el que Salgado fue inculpado ocurrió de junio a diciembre del año pasado, pero la Fiscalía acusó hasta en junio de este año, cuando la niña hizo un comentario que puso en alerta a la madre, quien descubrió y denunció todo lo que había ocurrido con la niña.

Durante todo el proceso, el acusado estuvo en libertad, pero inmediatamente después del fallo de culpabilidad fue puesto en prisión por órdenes del juez Séptimo Penal de Juicio, Octavio Rothschuh, quien el próximo ocho de septiembre dará a conocer la sentencia condenatoria para el supuesto vidente, quien no pudo ver y anticipar los resultados del juicio.