•  |
  •  |
  • END

Porque actuó de forma temeraria e imprudente al conducir a sabiendas que había tomado licor, la juez Cuarto Penal de Audiencias, Martha Martínez, decidió mandar presa al penal de mujeres La Esperanza, a Laura Carolina Soto Sirias, por el homicidio imprudente del policía José Rafael Ramírez.

Durante la vista, el abogado de la acusada, Silvio Jiménez, denunció las supuestas irregularidades que ha cometido la Policía al negarle las visitas, dejar aguantar sed a la joven y quitarle el colchón de la cama, pero un policía de Control de Detenidos de la Estación Cinco negó tales señalamientos diciéndole a la juez que el primer abogado que tuvo se entrevistó con ella en la Delegación Policial.

Jiménez pidió disculpas a la familia del policía y a la institución policial, a la vez que ofreció una propiedad para garantizar que su representada no evadiría la justicia en caso de que la dejasen en libertad, pero la juez no dio lugar a esta solicitud, sustentando su resolución en el estado de embriaguez de la reo a la hora de los hechos, la gravedad del delito y el deber de cuidado.

Además, la juez aclaró que no es una simple violación administrativa la que cometió Soto, como afirmó su abogado, sino que violentó una norma penal que indica que el que conduce ebrio incurre en delito.

La audiencia inicial del juicio será el diez de septiembre, pero desde ya el abogado de la acusada dejó entrever que están buscando un acuerdo porque durante la audiencia dijo: “(Estamos) anuentes a hablar con los familiares”, y después, en las afueras del juzgado, declaró a un canal televisivo que no han ofrecido dinero, pero sí un arreglo para la prole (los hijos que dejó el policía) y los gastos fúnebres.

El crimen por el que Soto está siendo juzgada ocurrió a las cuatro de la madrugada del 31 de agosto, en Carretera a Masaya, cuando el policía venía de trabajar a bordo de su moto, y la imputada, que regresaba de un concierto en total estado de ebriedad, lo embistió por detrás, y arrastró el cuerpo y la motocicleta por casi 200 metros.