•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomado de Prensa Libre

Un niño de tan solo dos años de edad, identificado como Alonso López y de nacionalidad nicaragüense, murió ahogado y su cuerpo permaneció por más de diez minutos sumergido en una piscina.

El incidente ocurrió la tarde del jueves en una vivienda ubicada en una finca en Belén, Heredia.

Un descuido de los padres pudo provocar que el bebé lograra llegar hasta la piscina, resbalara y cayera en esta.

Al lugar llegó una unidad de la Cruz Roja para atender la emergencia y tratar de socorrerlo.

“Cuando se llegó al lugar ya el bebé no presentaba signos vitales; sin embargo realizamos el proceso de resucitación y este respondió. Se trasladó al Hospital Nacional de Niños, HNN y, a pesar de los esfuerzos realizados, en el centro médico fue imposible salvar su vida”, dijo el paramédico Jonathan Chavarría.

El padre del menor labora como empleado en la finca desde hace algún tiempo, y acostumbraba llevar a su esposa e hijo de vez en cuando para compartir con ellos.