•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Daniel Alexander Osuna Moreno, quien tenía 20 años y era originario del barrio El Coyolar, en León, murió desangrado el jueves después de recibir dos puñaladas, una en el tórax y otra en el abdomen, mientras realizaba una visita en casa de su novia, cerca del cementerio San Felipe, en el barrio del mismo nombre.

De acuerdo con el comisionado Miguel Carmona, jefe de Auxilio Judicial en la Policía de León, a las 8:00 de la noche del jueves la víctima llegó a casa de su novia y fue interceptado por tres sujetos, entre ellos Christopher Alberto Rosales, de 23 años, y Víctor Enrique López, de 29, quienes reclamaron dominio de territorio.

La víctima y los tres sujetos tuvieron una riña tumultuaria, posteriormente se trasladaron a una área montosa en el interior del cementerio, donde la Osuna recibió dos cortadas por parte Rosales.

Osuna quedó tirado en el lugar por varios minutos, desangrándose, hasta que fue auxiliado por los familiares de su novia y vecinos del barrio que transitaban por el lugar, pero murió cuatro horas después en el Hospital Escuela “Óscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra.

Alega defensa propia

Desde una celda, Rosales, quien tiene golpes contundentes en el rostro, se declaró inocente del crimen. “Yo me defendí, porque me agredieron, me golpearon y me desmayé, no sé nada de lo que pasó”, expresó.

Sin embargo, Víctor Enrique López lo responsabilizó, al decir: “Ellos (víctima y victimario) tenían rencillas personales, en varias ocasiones Rosales expresó que lo iba a apuñalar porque le caía mal, se pelearon en el cementerio y en un descuido sacó un cuchillo y lo lesionó”.

Los familiares de la víctima no quisieron hablar de lo ocurrido, por temor a represalias, sin embargo exigieron a las autoridades policiales el esclarecimiento del homicidio y castigo para el o los responsables.