•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un bayonetazo en el costado izquierdo del abdomen bastó para que Yurian Iván Pérez, de 26 años, le quitara la vida a Vincent Javier Ramírez Chavarría, quien hasta el pasado jueves tenía 22 años de edad y estaba celebrando con sus familiares la vigilia por un aniversario más de la Revolución.

Según la vocería del Distrito Uno de la Policía Nacional, lo que se convertiría en un crimen inició cuando cuatro sujetos en estado de ebriedad se acercaron a agredir a las personas que estaban celebrando el 33 aniversario de la Revolución, la noche del 18 de julio, en el barrio El Riguero.

“El sujeto identificado como Yurian Pérez llegó en compañía de otros tres sujetos a agredir verbalmente a las personas que se encontraban en una vigilia, acto seguido, procede a luchar a golpes con la víctima, y como este lo dejó muy golpeado, se retiró, pero luego regresó con 15 sujetos”, refirió el vocero de turno, Ozni Muñoz.

De acuerdo con las investigaciones, la víctima estaba abrazando a su esposa, cuando Pérez le clavó el arma blanca en el costado izquierdo del abdomen, provocándole severos daños internos que lo mandaron de emergencia a un centro asistencial.

Tenía el riñón y el páncreas destrozados

Ramírez Chavarría se rindió ante la muerte el pasado jueves 19 de julio en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Manolo Morales”, a causa de mal funcionamiento de uno de los riñones y desprendimiento del páncreas, indicaron sus familiares.

“Kevin Orozco, alias “El Pollo”, le dio el arma blanca a Pérez para que cometiera el ilícito, por lo que ambos implicados fueron capturados ayer (el jueves) para el debido proceso de investigación”, explicó Muñoz.

La vocería policial refirió que los señalados tienen antecedentes delictivos por robos con intimidación en algunas zonas de Managua, por lo que hacen un llamado a la población para que los pueda identificar.

Con el dolor de haber perdido a un ser querido, Luis Alberto Somarriba, tío de la víctima, dijo que esperan que las autoridades castiguen con todo el peso de ley a los victimarios de su sobrino.

En cinco años de casado, la víctima procreó a un hijo que tiene dos años y medio, quien ahora quedó sin la figura paterna.

Ramírez Chavarría trabajaba como operador de publicidad en la empresa Difuso Audiovisuales, según informó su familia, y fue velado en su casa de habitación ubicada en Campo Bruce. Fue enterrado la tarde de ayer en el Cementerio Jardines del Recuerdo.