• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Aída Morán Bonilla, de 17 años, habitante del barrio “Jonathan González”, denunció ante el Distrito I de Policía al joven Eddy Samuel López, alias “Gasparín”, de 25, habitante del mismo barrio, por el robo de su celular valorado en 1,800 córdobas.

Según las investigaciones policiales, Morán regresaba de su centro de trabajo a las tres de la madrugada del 21 julio, y al abrir la puerta de su casa fue sorprendida por “Gasparín”, quien la amenazó con un filoso cuchillo que le puso en el abdomen, y así la despojo de su celular.

Por su parte, López aduce que está siendo confundido con otro sujeto y que no tiene nada que ver con los hechos señalados, “me denunció porque tiene rencillas personales conmigo”, apuntó.

En la misma delegación policial está “guardado” Norman Alberto Jarquín, de 31 años, a quien le imputan el delito de robo con violencia en perjuicio de un menor de edad.

La denuncia la interpuso María Teresa Montalbán, de 23 años, madre del menor, quien manifestó que le prestó el celular al niño para que jugara en la acera de la casa, de donde supuestamente Jarquín llamó al niño y con engaños se llevó el teléfono, valorado en 250 dólares.

Sin embargo Jarquín aduce que no tuvo nada que ver en el robo, “yo solo estaba tomando licor enfrente de la casa donde habita el menor”, aseguró.