•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un nicaragüense con residencia costarricense, a quien la Policía le encontró un lote de 20 celulares iPhone valorados en 17 mil dólares, que aparentemente introdujo al país por punto ciego para evadir impuestos, se libró de la cárcel ante la falta de pruebas de la Fiscalía.

El Ministerio Público había acusado a Francisco Ponce Huembes, de 41 años, por el delito de contrabando. Cada celular fue valorado en 850 dólares.

“Esta acusación, señora juez, está sin fundamentos jurídicos, porque dice que los equipos telefónicos los introdujo mi cliente al país sin documentación y evadió impuestos, pero no rolan esas pruebas, únicamente los movimientos migratorios de mi defendido. Por tal razón solicito que la misma sea rechazada”, dijo el abogado defensor Oscar Carrión.

La juez Octavo Penal de Audiencia, Karla García, admitió la solicitud del defensor y rechazó el libelo acusatorio, otorgando la libertad a Ponce.

“No se encuentra elemento alguno para establecer que el imputado (Ponce) efectivamente introdujo de manera ilícita dichos teléfonos. Por lo que al carecer de elementos probatorios se rechaza la misma y se otorga la libertad al acusado”, señaló la juez.

Según el libelo acusatorio, los hechos se descubrieron el pasado 21 de julio en uno de los negocios ubicados cerca de la Rotonda El Güegüense, donde supuestamente Ponce pretendía vender los aparatos.