• |
  • |
  • END

El robo de un celular parece ser el móvil del crimen perpetrado, al caer la noche del martes, contra el joven Gerald José Osorio González, de 24 años.

Osorio fue atacado por tres sujetos cuando estaba a sólo una cuadra de su casa, en el Barrio San Cristóbal, relataron sus adoloridos familiares.

El deceso de Osorio se produjo de forma inmediata, porque el impacto de bala que le segó la vida le penetró debajo de la tetilla izquierda, perforándole el pulmón de ese lado y el corazón.

Ana María Obando, abuela materna del joven, quien laboraba en una fábrica de embutidos, dijo que a su nieto lo mataron porque se opuso al robo.

Los familiares de Osorio sospechan que los delincuentes querían robarle el celular que éste portaba, los audífonos, que le quedaron aún en las orejas y un anillo de plata.

La señal más evidente de que Gerald José Osorio se resistió al robo, es que el anillo de plata que lucía está abollado, agregó la acongojada abuela materna.

Al cierre de la presente edición las autoridades de la Cuarta Sección de Policía no reportaban ningún adelanto sobre este crimen, que es el segundo en menos de 24 horas en ese Distrito de Managua.

El martes, pero en horas de la madrugada, cerca del Cementerio Oriental, el vigilante Juan Padilla Ortiz fue ultimado de dos estocadas por un sujeto apodado “ 25 centavos”, con quien según las autoridades policiales tomaba licor.