•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos hombres señalados de pertenecer a una banda dedicada a cometer asaltos en el municipio de Tola, fueron capturados la madrugada del miércoles durante un operativo que realizó la Dirección de Inteligencia de la Policía de Rivas.

Según la información policial, el operativo se realizó en la comarca Sánchez Dos, del municipio de Tola, donde detuvieron a Juan Carlos Rodríguez Cubillo, de 18 años y a Giovanni José Bonilla García, de 42.

En medio del operativo, los supuestos cabecillas de la banda identificados como Luis Miguel Palma y Orlin Rodríguez Baltodano, de 22 años, lograron huir, pese a que a este último hasta le realizaron disparos al aire, para persuadirlo a detenerse, pero más bien aceleró su carrera, entre predios montosos y lodazales.

A esta banda la Policía sureña los señala de ser los autores del robo que sufrió en pleno día del 19 de junio, Carlos Solís Jiménez, un agente de ventas de una empresa de telefonía celular que se movilizaba en una moto entre Nancimi y Tola.

El motociclista fue interceptado por dos hombres que viajaban a bordo de una moto, quienes pistola en mano lo intimidaron para despojarlo del dinero que había logrado cobrar por la venta de recargas telefónicas.

Tenía arsenal

En este caso los presuntos autores son los dos hombres que lograron huir. También a la banda le achacan el robo con violencia que sufrió Ramiro Cortez Espinoza, a quien Rodríguez y Bonilla hijo interceptaron el 25 de julio. Tras intimidarlo con un revolver lo garrotearon y lo despojaron de su arma calibre 38. Producto de la golpiza la víctima fue ingresado en el Hospital de Rivas, donde permanece recuperándose.

La Policía hizo un llamado a las personas que han sido víctimas de robos con intimidación en Tola, para que se presenten a reconocer a los detenidos, porque

se conoce de otros atracos que aún no han sido denunciados.

En el operativo la Policía decomisó una pistola nueve milímetros Smith and Wesson, un revólver calibre 38 Taurus, un rifle 22, una moto roja, y tres celulares.

Los detenidos fueron remitidos al Ministerio Público por robo con intimidación, aunque ellos dicen que son personas honradas que nada tienen que ver con robos.