•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A las seis de la mañana del miércoles, la Policía matagalpina retuvo al conductor del taxi placa M 07978, Iván Ernesto Ríos Avendaña, quien dijo que vivía en Tipitapa y que trabajaba como cadete de José Morales, pero lo que no explicó es de quién era la droga que le hallaron.

La cocaína, que pesó 43.5 gramos, iba en dos bolsitas en el asiente trasero izquierdo, en una bolsa plástica negra.

Ante los medios de comunicación, Ríos juró hasta con los dedos de los pies que desconocía la procedencia de la droga, porque simplemente fue contratado por un ciudadano del que no sabe su nombre, para que lo trasladara hasta el barrio Las Tejas por 900 córdobas. El pasajero bajó en el camino, y al regreso fue que la Policía detuvo al taxista.

Ríos admitió haber tomado cervezas la noche anterior, por lo que cuando lo atraparon andaba como si estuviera drogado, pero apuntó que “no anda en malos pasos”.

Por su parte, los agentes policiales dijeron que tenían tiempo de darle seguimiento al taxista, porque cada vez que llegaba a Matagalpa abastecía algunos expendios.

Según la Policía, de esos 43.5 gramos el traficante puede obtener unos 40 mil córdobas de ganancias.

El sospechoso está preso y el carro que conducía está en poder de la Policía.