•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

No pudieron robarle las cadenas de oro que portaba en el cuello, pero el balazo que Ramón Toruño Amador recibió ayer, fue mortal.

Los testigos aseguran que dos sujetos a bordo de una moto azul, montañera, sin placa, intentaron despojar a Toruño de sus prendas, pero él se opuso, y recibió un impacto de bala.

Herido logró caminar más de dos cuadras de regreso a su casa, en busca de ayuda, pero a escasos cinco metros se desplomó.

El asalto ocurrió ayer a las 9:00 am, en el barrio San José Oriental, en las inmediaciones de los semáforos de la colonia Tenderí, cuando Toruño iba a buscar un técnico de refrigeración.

Martha Morales, quien mandó a su marido a buscar al técnico, no hallaba consuelo para su dolor, al igual que el resto de la familia.

Los habitantes de la zona donde ocurrió el crimen no lograron identificar a los delincuentes, porque el conductor de la moto portaba un casco negro y el pasajero llevaba una pañoleta negra que le cubría parte del rostro.

“Que investiguen”

“Nosotros pedimos a la Policía que investigue bien el caso, porque algunos testigos aseguran que escucharon decir a los delincuentes: ‘Así te queríamos ver’, pero no entendemos qué pudo suceder, porque él (Toruño) vivía y trabajaba (como constructor) en los Estados Unidos, y andaba de paseo aquí donde la familia”, manifestó Larry Tinoco, yerno del fallecido.

La víctima tenía previsto viajar el 20 de agosto, porque ya había pospuesto el viaje en varias ocasiones, “pero se quedó solo para que ocurriera la tragedia”, lamentó Tinoco, quien comentó que la víctima deja a tres hijos en la orfandad.

Peritos e investigadores del Distrito Cuatro de Policía se presentaron a la escena del crimen para investigar, pero hasta ayer no habían detenido a nadie.