•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Tomada de Prensa Libre

Una llamada telefónica al 110, número de emergencias de la Policía Nacional Civil, PNC, de Guatemala, evidenció cómo operaba una estructura criminal —14 capturados y otros más que están prófugos— que explotó sexual y laboralmente a 14 menores de edad por más de dos años.

Entre los integrantes de la estructura figura la nicaragüense María Elena Benavides, quien está detenida junto a otras personas por la presunta autoría de los delitos de trata de personas, asociación ilícita, y promoción, facilitación o favorecimiento de prostitución.

De acuerdo con el Ministerio Público de Guatamala, MP, mediante una llamada el denunciante informó que en diferentes negocios de la capital, un grupo de personas mantenía retenidas a varias adolescentes que eran utilizadas para diferentes fines.

Entre los detalles que aportó el denunciante destaca el tiempo y la forma de operar de la red, nombres de integrantes, ubicación de los negocios y trato a las víctimas.

Alexander Colop, Fiscal contra la Trata de Personas del MP, explicó que con apoyo de investigadores de la PNC dio seguimiento a la denuncia durante tres meses. “Se montó vigilancia, se corroboraron direcciones de los negocios y seguimiento a quienes ingresaban y salían de los lugares. De esa forma se individualizó a los sindicados”, expresó el fiscal.

Negocios y acusados

Las investigaciones determinaron que la estructura era liderada por Juan Mateo Hernández Coj, de 46 años, su hijo Walter Mateo Hernández Julián, 21, y su esposa Tatiana Esquivel Gómez, 35.

Según el MP, Mateo Hernández inspiraba confianza porque era pastor evangélico y viajaba a la provincia, lo cual “pudo facilitar el reclutamiento de las menores”.

Los sindicados son propietarios de negocios que funcionan con fachadas de venta de licor, comida y hoteles, ubicados en la capital y Amatitlán, donde mantenían esclavizadas a las menores.

Después de tres meses de investigación, las autoridades descubrieron los horarios, días y lugares a donde eran trasladadas las víctimas. “Los viernes por la tarde las tenían a todas en los negocios; por eso aprovechamos a realizar 20 allanamientos en Mixco, Villa Nueva y La Terminal de la zona 4”, refirió el fiscal.

Agregó: “Así determinamos la función de cada uno y logramos desarticular a la banda. Liberamos a las 14 menores, que fueron trasladadas a albergues temporales. Dos de ellas en estado de gestación”.

En los operativos montados en Mixco, Amatitlán, Villa Nueva y La Terminal de la zona 4, fueron capturados supuestos integrantes de la banda:

María del Carmen Yol Morales, Leslie Yesenia Gutiérrez Méndez, María Magdalena Escobar Morales y la nicaragüense María Elena Benavides, quien utilizaba cédula falsa. También fueron aprehendidos Juan Ubaldo Bámaca Bámaca, Herlinda Colombia Salazar Larios, Marcos Oswaldo Mejía López, Juan Mario Méndez Pérez, Lauretiano Luis Cux, Isabel Morales Peralta, Juan Mateo Hernández, Matero Hernández, Tatiana Esquivel y Cornelio Silvestre Luis.

En el Juzgado Décimo de Instancia de Guatemala ayer fueron escuchados todos los sindicados.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus