•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los vigilantes comunitarios organizados en barrios de la zona periférica de esta ciudad junto a miembros de las Comisiones de Prevención Social del Delito, han implementado una serie de acciones para alertar a los pobladores y descubrir al que comete ilícitos.

Orlando Salguera García, de 34 años, fue uno de los que “cayó” por medio de este sistema de vigilancia, cuando pretendía introducirse a una vivienda para sustraer objetos.

Héctor Manuel Pérez Talavera, uno de los vigilantes comunitarios, observó cuando Salguera estaba “trabajando”, y despegaba una tabla de la vivienda ajena, pero fue hasta cuando se introdujo que lo capturaron para entregarlo a la Policía Nacional.

El detenido estaba con aliento etílico, y en su defensa alegó que el inmueble es propiedad de una hermana suya, supuestamente de nombre Lilliam.

No obstante, la dama señaló que ese tipo se dedica a la vagancia y a consumir licor, y que en varias ocasiones se le había metido a la vivienda a sustraer sus pertenencias, pero que desconocía que fuera su consanguíneo.

La teniente Yessenia Herrera, vocera policial, llamó a la población a tomar medidas de precaución y a no dejar los inmuebles solos por períodos largos, porque ese momento es el que aprovechan los delincuentes para cometer sus fechorías.