•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El señor Roberto Jiménez, de 75 años, falleció en circunstancias que todavía se desconocen, su cuerpo fue encontrado por la Policía en la cocina de su casa ubicada de los semáforos de la Sandak, en el Mercado “Iván Montenegro”, una cuadra arriba y media al sur, por lo que su deceso es investigado exhaustivamente.

Según el joven Óscar Alemán, de 26 años, quien es el técnico en conexiones eléctricas de Jiménez, dijo que el viernes por la mañana llegó a la vivienda del septuagenario, para solicitarle adelanto de pago del trabajo que le realiza, pero la novia --una joven de unos 30 años-- no lo dejó entrar, aduciendo que él estaba muy enfermo y no lo podía atender, que volviera otro día.

“Yo me asomé por un hoyo del portón de la casa y vi al señor retorciéndose de un dolor, pero no sé qué sería, también miré un montón de pastillas junto a él, y como la joven no me dejó entrar, me fui”, dijo Alemán.

“Como don Roberto no me contestó el celular ni salió a abrir la puerta, hoy (ayer), noté algo extraño, por eso decidí dar parte a la Policía, encontrando al señor sin vida en el área de la cocina”, agregó Alemán.

No aparece la “novia”

Los vecinos del anciano manifestaron que Jiménez salió con un banquito a sentarse frente a su vivienda, en horas de la tarde del mismo viernes y que no lo observaron enfermo ni adolorido, por lo que están extrañados con el fallecimiento repentino.

Aún se desconoce el paradero de la joven --que según los vecinos, era la pareja sentimental de Jiménez-- pero las autoridades del Distrito VII de Policía la buscan para indagarla sobre las circunstancias de muerte del anciano y cuál era la enfermedad que padecía.

Los hijos y demás familiares de Jiménez viven en el extranjero, por lo que su cuerpo permanece en la morgue del Instituto de Medicina Legal, IML.