•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La señora Juana Francisca Obregón y sus parientes se encuentran indignados por la decisión tomada por los miembros de un Tribunal de Jurado, y no se explican porqué declararon no culpable al que participó en la muerte a tiros del policía voluntario Abel Antonio Canales.

Cristian Pineda fue acusado como coautor del asesinato, porque supuestamente fue quien le dijo a Santos Eugenio Chavarría, alias “El Brujo”, que matara a Canales cuando éste se encontraba en la acera de su casa, ubicada en el barrio “Óscar Gámez Dos”, en el departamento de Estelí.

El crimen ocurrió el 25 de diciembre de 2011, cuando la familia se encontraba celebrando la Navidad. Ese día se aparecieron Pineda y El Brujo, ofendieron a Canales, pero éste no les hizo caso; posteriormente, lo mataron de dos impactos de bala en la sien derecha y en el tórax.

Obregón dijo que no es posible que los jurados no hayan tomado en cuenta que Pineda hasta anduvo huyendo, luego fue capturado y obligado a enfrentar a la justicia tres meses después del crimen.

Temen por su seguridad

La familia Canales Obregón teme por su seguridad, ya que Pineda vive a dos cuadras de la casa de ellos, y Chavarría aún no ha sido capturado.

“No quiero otro hecho de sangre, porque los hijos del difunto Abel Antonio han señalado que no van a tolerar que Cristian haga algún comentario sobre la muerte de su padre, porque él es una persona agresiva y sarcástica”, comentó la viuda.

“Lo que han hecho estos miembros de ese tribunal de jurado no tiene fundamento humano”, agregó la viuda, quien se encuentra enferma tras la situación emocional que vive al haber perdido a su esposo con quien convivió 20 años.

Asimismo, responsabilizó a los miembros de ese tribunal de jurado ante cualquier situación que le pase a su familia.