• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En “carne de vaca” se han convertido las computadoras portátiles para los presuntos “gatos caseros” que acechan en el Complejo Judicial de Nejapa, donde la mañana del miércoles se reportó el robo de otra laptop.

Roberto Larios, vocero de la Corte Suprema de Justicia, confirmó que la Policía investiga el robo que ocurrió en la oficina de tramitación de causas de los Juzgados de Adolescentes.

Este es el tercer robo de computadoras portátiles que ocurre en menos de una semana en los despachos u oficinas del Complejo Judicial de Nejapa, porque en días recientes otras dos fueron sustraídas del Juzgado Segundo Distrito de Familia de Managua.

Hace tres meses, del Juzgado Primero de de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria de la capital fueron robadas dos pistolas y una computadora portátil, sin que hasta la fecha se conozca quién fue el autor.

Las portátiles robadas son marcas Toshiba y Lenovo, las que pertenecían a dos estudiantes de Derecho que hacen pasantía, indicó la jueza Belda María Cárcamo Sánchez, titular del Juzgado Segundo Distrito de Familia de la capital. “¿Quién pagará las computadoras?”, preguntó.

Sugirió que los responsables de la vigilancia del Complejo Judicial deberían de asumir el valor.

Vigilantes limitados

Pero Diego León Chévez, jefe de Seguridad de los tribunales capitalinos, dijo que el personal a su cargo tiene dos limitantes para desarrollar su labor: la prohibición de registrar al personal al salir del trabajo, y que nadie les hace entrega de los objetos que quedan en las oficinas y despachos judiciales una vez que concluyen la jornada laboral.

León señaló que en el informe remitido por la jueza Cárcamo Sánchez expresa que el personal a su cargo salió el pasado jueves a la una de la tarde, pero el registro que tienen los vigilantes revela que salieron a las cuatro de la tarde.

Las autoridades de la CSJ esperan que una vez que se trasladen al nuevo complejo judicial no haya más robos, porque el edificio tiene cámaras de vigilancia.