•   Nueva Guinea, RAAS, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras el amotinamiento en las cárceles preventivas de Nueva Guinea, el pasado 20 de mayo, los oficiales están vigilando continuamente las diez celdas que tienen, para evitar que los privados de libertad tengan objetos prohibidos.

Pero, al parecer los reos han encontrado la manera de burlar las revisiones, porque en una de las celdas los uniformados encontraron una máquina de afeitar, una sierra, un punzón, lapiceros, hojas de afeitar, cigarrillos, y bolsas de meneíto reselladas.

Según el comisionado Ramón de Jesús Castillo, jefe policial en Nueva Guinea, la vigilancia es permanente y las medidas de protección son para reos y oficiales.

Explicó que hay revisiones los días de visitas. A las mujeres se las hace una oficial y si es hombre, la requisa corporal la hace un policía.

Policía concientiza a familiares

También se supervisan los alimentos que los reos reciben de sus familiares, porque pueden introducir objetos que están prohibidos. La sanción para los reos que hagan caso omiso a las reglas, puede ser la suspensión de las visitas.

Es por eso que la Policía esta concientizando a los familiares de los prisioneros y dándoles a conocer el problema al que se exponen los reos y oficiales cuando permiten entregarles objetos prohibidos.

La jefatura dijo que con la remodelación que se está haciendo en la sede policial de Nueva Guinea, a través del hermanamiento con Centroide, habrá mejor control.

Como parte de la remodelación sustituirán por barrotes las oxidadas verjas de las ventanas, que ya no podrán cortar con sierras.

Actualmente en las cárceles preventivas de la Policía se encuentran 75 reos, pero están diseñadas para albergar a 35.